Por: J.R. Fraguela

Delicados procesos es un libro de Yonnier Torres, ganador del Premio Luis Rogelio Nogueras en el género de Ciencia Ficción. Quien escribe conoce poco —que es como decir nada— sobre Ciencia Ficción. Ha leído algo de H. G. Wells, Ray Bradbury, Issac Asimov, Kim Stanley Robinson, Yoss, Encinosa, Leonardo Gala, Erick Mota, Gerardo Chávez, pero no posee un conocimiento real del género. Ni siquiera sé cuáles de las tendencias dentro de la C.F. se pueden encontrar en la obra.

Para ser sincero, no me interesa conocer las tendencias. Lo que me importa, lo que me despierta, es el aporte que me dejan los libros. Cualquier tipo de aporte: emocional, intelectual, etc., y el libro Delicados procesos me brindó algo para celebrar.

Esta colección formada por ocho cuentos nos habla de un significado humano de la vida. Fíjense bien: un significado humano de la vida. No es un pleonasmo, tampoco un axioma. Sentimos en los cuentos un pálpito de humanidad. Un pálpito que, aunque parezca contradictorio, siempre se me hace más ostensible en la literatura de Ciencia Ficción.

Delicados procesos está escrito de una manera amena, interesante, con esa especie de intranquilidad subyacente que cautiva a cualquier lector. Hay ironía en el interior de cada historia, una ironía que no es otra cosa que la manera de sufrir de nuestra especie. El autor nos muestra ocho historias que podemos asumir como cínicos —y tal vez ya necesarios para perpetuarnos como especie— delicados procesos.

Con este libro me sumo a las opiniones favorables sobre la Ciencia Ficción. No importa mi desconocimiento real del género. Lo único que vale es el aporte real de este libro. A fin de cuentas, soy del tipo de lector desprejuiciado, que se enfrenta al texto desde la óptica del asombro. Y el punto de vista del asombro, creo, siempre es verdadero.

A los futuros lectores que a veces tienen prejuicios con la Ciencia Ficción, porque creen que van a leer relatos con naves agresivas y extraterrestres rencorosos, les digo que Delicados procesos es otra cosa.

El viaje junto a este libro será beneficioso. Como caer en un hueco negro con fábulas ultravioletas, con existencias paralelas que se cruzan y se entrecruzan. Un viaje con sabor a futuro. Un buen viaje para ti, más aún si ya posees la sensibilidad necesaria para reconocer los infinitos procesos del ser humano.